miércoles, 20 de mayo de 2015

A repartir!

Y no me refiero a enseñar a compartir juguetes sino tareas. Llega otra entrega de la emocionantisima serie de éxito #Hayvidadespuesdelos6. Y el capítulo de este mes es Asignación y responsabilidad de la tareas domésticas. O lo que en el mundo madre se conoce como hazalgoqueyonosoycriadadenadie

En estos momentos no trabajo fuera de casa. Recalco lo de fuera (subrayado, en negrita y cursiva). Pero eso no quiere decir que mis hijos no tengan que aprender valores como colaborar en las tareas de casa, responsabilidad, orden y limpieza, etc.Tienen 5 y 8 años. No puedo pedirles que hagan la cena ni que limpien el baño pero hay tareas para las que están sobradamente preparados.




Mi trabajo es ser ama de casa. Disfruto con ello ya que afortunadamente ha sido por mi propia elección. Por tanto, me ocupo de las tareas domésticas y no necesito ayuda mas que de manera puntual. Pero colaborar en las tareas no es una cuestión de ayudarme a mi, sino de colaborar en un trabajo que es de todos y en beneficio de todos. Mis hijos recogen su ropa sucia, recogen su desayuno, ponen la mesa antes de cenar y preparan su habitación antes de dormir. Los fines de semana pasan el polvo y la mopa del pasillo.  Por supuesto, recogen sus juguetes y juegos al terminar de utilizarlos aunque esto me cueste alguna que otra amenaza de muerte, castigos y maldiciones aterradoras por los siglos de los siglos.

Sus obligaciones domesticas no son inamovibles. Depende de lo que se necesite en cada momento. Forma parte de su educación básica. Me gustaría inculcarles que es su responsabilidad hacer que este hogar esté limpio, ordenado y sea agradable para todos. Como tendremos que convivir aun muchos años, es mejor que todos pongamos de nuestra parte. Por su bien y por mi paz mental. Y como todos sabemos, una casa ordenada hace que amatxu este mas contenta y si amatxu esta contenta, todos somos mas felices.




Y si leéis lo que he escrito con atención, vereis que siempre digo "mis hijos". No he hecho referencia a mi señor esposo. Pero es que mi señor esposo no ayuda en casa. Comparte las obligaciones domésticas conmigo. Está claro que no llega del trabajo y tiene que hacer camas, comida y compra. Pero si me toca pediatra con el pequeño y reunión con la mayor y no me da tiempo a colgar la ropa, lo hará. Sin problemas. Sin sentir que me hace un favor.



Y digo "mis hijos". Aclaro que tengo una niña de casi 9 y un niño de casi 6. Pero no hay ningún tipo de distinción. Yo educo personas que serán autónomas e independientes el día de mañana. Tengan pareja, sean hombres, mujeres o vivan rodeados de gatos. Cuando era pequeña, nunca vi diferencias. Mi padre cocinaba o limpiaba si estaba en casa. Mi hermana, mi madre y yo teníamos turnos para fregar y hacer la compra los fines de semana (mi padre trabajaba los fines de semana). Así que en esta casa se aplican las mismas normas. Poco a poco incluiremos tareas a medida que estén capacitados en función de su edad y dentro de lo posible, de sus gustos. No tengo inconveniente en que uno se encargue siempre de limpiar el polvo o tirar la basura si lo prefiere.

Cuando llega el verano, suelen colaborar mas. Preparan ensaladas, ponen alguna lavadora y en general, "recogemos" entre los 3 la casa si aita trabaja y los niños están de vacaciones. De momento, no me puedo quejar. No es algo que surja espontáneamente de ellos pero  tampoco se niegan en redondo. Esperemos que siga asi!!

Ahora me toca echar un vistazo al resto de blogs y copiar descaradamente ideas. Y lo más importante!!! Chillar un poco al pequeño, que se ha vuelto a dejar la bata tirada en el suelo de la sala...... No todo es perfecto.





Hay vida después de los seis años" es una iniciativa en la que queremos implicar al mayor número posible de blogs con el fin de hacer más visibles los problemas y situaciones que viven las familias con niños que han dejado ya atrás la primera infancia. Hijos en edad escolar, preadolescentes, adolescentes... todos tienen cabida aquí. Si estás interesado en aportar tus experiencias sobre el tema propuesto, no tienes más que publicar bajo el hashtag #hayvidadespuesdelos6 el tercer lunes de cada mes
1. Mamá en Bulgaria  4. Grimhilde (@nurananu)  7. La mama Vaca Blog  
2. Merak Luna. Ciclogenesis implosiva  5. Marta (diario de algo especial)  8. La Sonrisa de Mini Yo  
3. Mamadedos  6. Pilar - MamásFullTime  

8 comentarios:

  1. Jaja lo de las amenazas de muerte es impactante! Oye pues hacen muchas cosas tus hijos! Lo de las ensaladas ya me gustaría a mi conseguir que lo haga mi mayor..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A medida que avanza el curso voy perdiendo paciencia y soy explosiva!! Pero nunca llega la sangre al rio....

      Eliminar
  2. Sin duda, nenas y nenes por igual. :-)
    ¡Sois unas cracs! Tomo nota porque a mí no me hace caso ni el Tato.

    ResponderEliminar
  3. Yo también "estoy en casa" y lo digo entre comillas porque aunque no trabajo, paso casi todos los días fuera y por ahì siempre ha sobrado el que diga ¨pero si no trabajas que haces todo el día?" Y es que aunque estuviera en casa, siempre hay cosas que hacer!
    A nosotros nos falta mucha disciplina, y sin embargo desde el màs chico hasta el màs grande tienen obligaciones pequeñas que son del dìa al día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me faltan minutos! Pasito a pasito se hace el caminito...

      Eliminar
  4. En nuestra casa no entendemos todo lo que has contado de otra manera, ...hasta las amenazas absurdas para recoger, ja,ja....de momento no se quejan y lo ven como parte del juego, incluso poner la mesa, hacer sus camas los fines de semana, recoger la ropa sucia o echar un cable a colgar la ropa.....veremos con la edad como evoluciona la cosa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sigan por lo menos como están que no es poco!!

      Eliminar